2 octubre, 2020

Ante la situación planteada entre el demandante y las empresas REDVISIÓN, C.A. y NETUNO, C.A., nos permitimos comunicar lo siguiente:

NETUNO adquirió de buena fe en el 2015 ciertos activos propiedad de REDVISIÓN, operadora de Difusión por suscripción ubicada en una zona de la localidad de Palo Negro, Estado Aragua.

En fecha 24 de septiembre del año en curso, fue impuesta por las autoridades judiciales una medida innominada de retención de ciertos bienes muebles que consiste en retener, dentro de nuestras propias instalaciones, una serie de bienes tales como mobiliario, equipos de oficina, aires acondicionados, partes y repuestos en almacén, entre otros, todos listados en los respectivos inventarios. En consecuencia, no existe embargo alguno, ni por los montos comunicados públicamente en las redes sociales.

En la demanda en cuestión que se sigue contra NETUNO y REDVISION se solicita que se considere simulada la venta de activos realizada entre estos demandados y se paguen las costas procesales, dado que existía previamente una disputa por acciones entre el demandante y REDVISIÓN que era del total desconocimiento de NETUNO ya que la misma no había sido inscrita por ante el respectivo Registro Mercantil.

En el año 2015, NETUNO notificó a CONATEL, en primer término, de la intención de comprar los activos de REDVISION y luego consignó la Solicitud de Aprobación de la Adquisición Parcial de los Activos de la sociedad mercantil REDVISION, C.A., cumpliendo con todas las exigencias de la normativa vigente para estas operaciones, lo que evidencia la buena fe de NETUNO.

A los fines de dimensionar el posible impacto de este procedimiento judicial para nuestra compañía, resaltamos que los activos adquiridos a REDVISION son utilizados para prestar servicios en Palo Negro, Estado Aragua y, tal como hemos declarado a Conatel, los suscriptores de dicha zona representan el 3% de nuestra base de clientes a Nivel Nacional.

Como es de esperarse, NETUNO hará frente a las acciones legales en su contra ante las autoridades competentes de una manera enfática y transparente, tal como lo ha realizado en toda su trayectoria como operadora de servicios de telecomunicaciones responsable con 25 años en el mercado. Igualmente continuaremos atendiendo nuestros suscriptores, nuestros trabajadores, proveedores, inversores y accionistas sin alteración alguna en nuestro desempeño como empresa ya que la demanda en curso no tiene impacto alguno sobre la operatividad de la empresa, la cual, como indicamos anteriormente, continúa con su giro normal en sus áreas administrativas, operacionales y de atención al cliente.

Seguiremos adelante enfocados en mejorar nuestro desempeño y crecer en servicios de calidad haciendo frente a los desafíos que se presenten con decisión y trabajo.