4 abril, 2018

Trina Intoci Ochoa

Cuando una empresa con miras de expansión desea alcanzar mercados específicos, sin duda alguna, la Inserción Publicitaria, es una alternativa a estudiar. En torno a esta opción se han abierto debates y creado ideas ciertas y falsas que generan dudas antes de tomar una decisión definitiva.

Para despejar las interrogantes compartiremos a continuación tres mitos y tres verdades sobre anunciarse en la televisión por cable, una modalidad que desde su aparición en la década de los 90 al presente, se ha popularizado y se mantiene firme, pese a comentarios apocalípticos que surgen como reacción al imparable avance tecnológico.

Mito

El alto costo por anuncio, sobre todo en producción y distribución. Se considera que el casting de actores, encontrar una ubicación, filmación, edición y producción, junto con la compra del espacio, convierten a un anuncio de televisión así sea por suscripción, en una de las formas más caras de publicidad.

Verdad

El servicio de Inserción Publicitaria, ofrece a las empresas en expansión opciones que incluyen producción y edición de los videos, por lo que resulta una oferta muy atractiva y derriba el mito de los altos costos por anuncio. Además abre oportunidades creativas valiosas. Los costos hacen contrapeso cuando este se pone en la balanza con los alcances, ya que su anuncio será insertado en el canal especializado que le permita llegar de forma directa al target deseado o público objetivo.

Mito

La saturación y un corto tiempo de exposición hace imposible que el público recuerde la marca.

Verdad

Con la televisión, los anunciantes llegan a su público en su momento de ocio, de forma que es más fácil conectar con ellos. Es menos probable que existan otras formas de distracción, como el trabajo y la navegación por internet. Por lo tanto, el cliente es más receptivo al mensaje de marketing.

Mito

La inversión publicitaria a la larga se pierde porque el usuario cambia de canal durante los comerciales.

Verdad

En la televisión por cable se reducen drásticamente las posibilidades de que el usuario cambie de canal durante los comerciales. Esto gracias a que las empresas prestadoras del servicio ofrecen tiempos muy breves para anunciarse y una gama de canales especializados para que la marca elija dónde anunciarse. La clave para la empresa anunciante será el saber elegir dónde promocionarse y para lograr esto contará con la asesoría de los especialistas.

La verdad es que si utilizan ideas innovadoras para transmitir el mensaje publicitario y se escoge el espacio y el horario de programación que prefiere su público objetivo, podrá llevar efectivamente su mensaje en segundos, optimizando su inversión.