22 mayo, 2019

Alejandro Villalobos

El avance de la tecnología está haciendo que todos los sectores de la sociedad se sumen a una especie de avalancha de modernidad, y las telecomunicaciones no están fuera del proceso, de hecho, es uno de los sectores del que más se esperan innovaciones el próximo año.

Inicialmente en países desarrollados se potenciarán las comunicaciones y el Internet de las Cosas, con la puesta en servicio de la red 5G.

Más rapidez en las acciones, mejores imágenes y sonidos, la nueva red es un paladín para las empresas que prestan servicios de telecomunicaciones,

Se cree que ya hay más de 7.500 millones de aparatos electrónicos conectados, casi que la misma cantidad de personas en el mundo, y aun la red 5G no ha sido popularizada.

En Latinoamérica se esperan las primeras suscripciones a la red 5G en 2020, con un millón de clientes ese primer año y 25 millones para 2023, de acuerdo a un reporte oficial de Ericcson Mobility.

En el caso de la red actual LTE, el mismo informe presume un incremento en suscriptores desde 348 millones en 2019 a 521 millones en 2023.

El año 2019 será la explosión de la conectividad a través de la nube, de la movilidad, de la posibilidad de ver contenidos en cualquier dispositivo y en cualquier lugar sin perder calidad en la imagen o el sonido.

La mejora en la red móvil es una oportunidad para todo tipo de empresas de telecomunicaciones, aprovechando en gran medida el Internet de las cosas, que incrementará el consumo de datos, por lo que el Big Data es otro de los elementos que serán comunes en 2019.

Luego están los avances de la inteligencia artificial, que aplicada a las casi obsoletas centralitas, presta un servicio único de chatbots o bots que sustituyen a las centrales telefónicas, algo impensable hace algunos años, cuando buena parte de las empresas invertían en ese aspecto.

2019 consolidará las videoconferencias de gran calidad y formatos interactivos que este año no cuajaron.

Latinoamérica, con la brecha social y económica, hace un esfuerzo por entrar en la carrera del desarrollo de las telecomunicaciones, pero el sector ya no crece como antes.

Por ejemplo, la penetración de la televisión por cable, o TV paga, en la región bajó este 2018 a 103.819.494 personas, luego que en 2017 fue de 109.715.556, manteniendo una tendencia no muy favorable.

En cuanto a los hogares, la penetración de la TV paga se mantiene, pero con una leve baja de unos cientos de miles de televisiones, de 34.784.365 en 2017 a 34.669.403 este año.

Las mediciones son de Kantar IBOPE Media, destacadas por la Latin American Multichannel Advertising Council (LAMAC).

Latinoamérica tiene gran potencial para desarrollar este 2019 estrategias que atraigan a los usuarios. Las telecomunicaciones, vitales para seguir el proceso de crecimiento en todos los sectores, deberán prepararse para asumir su rol de madres conectoras de empresas, entes gubernamentales y personas.